Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar este sitio web, acepta nuestro uso de cookies. No guardamos ningún tipo de datos personales. Más información.

Sala de prensa / Historias de aplicaciones / Una auditoría del aire comprimido y la última tecnología de compresión de Atlas Copco reducen los costes de energía y la huella de carbono en una fábrica de tejas

Una auditoría del aire comprimido y la última tecnología de compresión de Atlas Copco reducen los costes de energía y la huella de carbono en una fábrica de tejas

2013-07-08

Julio de 2013. CSR Roofing lleva más de siete décadas dedicada a la fabricación de tejas de terracota en su planta de Vermont (Melbourne). La compañía eligió recientemente una máquina VSD (accionamiento de velocidad variable) de Atlas Copco para sustituir a su antiguo compresor. John Tilli, jefe de mantenimiento de las instalaciones de Vermont: “Siempre me ha impresionado la fiabilidad de Atlas Copco, pero los resultados de la auditoría de aire comprimido fueron el factor decisivo que inclinó la balanza”, afirma.

Atlas Copco - Fabricante de tejas
“La auditoría puso de manifiesto que la tecnología VSD de Atlas Copco puede ahorrar a CSR Roofing miles de dólares al año, y con los incentivos fiscales al carbono y los ahorros energéticos pudimos obtener los fondos de capital necesarios para la adquisición del nuevo compresor, con un período de amortización de unos tres años. Con la subida de los precios de la electricidad (algunos hablan de un aumento del 40 al 50%), este ahorro de energía, unido a la reducción de nuestra huella de carbono, es muy importante para nosotros”, destaca Tilli. También explica que CSR Roofing se esfuerza continuamente por disminuir su huella de carbono y reducir el impacto medioambiental de sus operaciones, en particular la cantidad de energía y de agua que la compañía consume.

“Utilizamos compresores Atlas Copco desde hace 20 años y su rendimiento ha sido siempre el prometido, por lo que no esperamos menos de esta nueva unidad. Atlas Copco calcula que lograremos unos ahorros energéticos cercanos al 30%”, añade. “Podrían ser incluso superiores, pero nuestra planta funciona las 24 horas del día, los 7 días de la semana, con el compresor en marcha todo el tiempo, incluso cuando no se fabrica producto, ya que nuestro horno, que trabaja continuamente, necesita una pequeña cantidad de aire para mantenerse en funcionamiento”. 

Según Tilli, mucha gente no es consciente de que el aire comprimido es una de las energías más caras de producir, ya que se necesita otra energía para su generación. “Aquí es donde el compresor VSD de Atlas Copco brilla por sí mismo, ya que tiene el mejor rango de regulación de su clase. “Porque si el compresor no reduce suficientemente su capacidad, no se consigue ningún ahorro. Por este motivo, el rango de funcionamiento global de la máquina adquiere una gran importancia. Por ejemplo, si utilizamos solamente el 20% de la capacidad del compresor por la noche, pero el rango de regulación no es lo suficientemente bajo, por ejemplo del 50%, perderemos el 30% de la energía necesaria para producir ese aire”, explica. Tilli también comenta que la planta de fabricación, con sólo 30 personas en total, está muy automatizada.

“Aquí fabricamos tejas de terracota y toda la maquinaria automatizada necesita cierta cantidad de aire comprimido para los cilindros neumáticos y las ventosas. Así pues, es muy importante disponer de un suministro constante de aire limpio y seco, ya que no podemos permitirnos tener averías y paradas de producción. De momento, mientras permanecemos a la espera de instalar el nuevo compresor Atlas Copco de diseño WorkPlace, un GA55VSDFF de última generación con secador frigorífico y filtros DD/PD integrados, utilizamos una máquina de 25 años de antigüedad. Pero produce mucha agua y ocasiona toda clase de problemas con la maquinaria”.

Tilli recomienda a otros fabricantes que desean reducir sus costes de energía y su huella de carbono que obtengan una auditoría del aire comprimido y estudien con atención la tecnología VSD de Atlas Copco. Igor Kotliarski, ingeniero de ventas de la división Industrial Air de Atlas Copco, está de acuerdo: encargar una auditoría de aire comprimido a Atlas Copco es un primer paso inteligente.

“El informe de la auditoría de aire comprimido es gratuito y los clientes pueden comprobar de un vistazo las ventajas de invertir en la tecnología VSD de Atlas Copco. Las compañías pueden ver claramente cuál es su demanda de aire comprimido día a día y cuánta electricidad consumen en la actualidad. Nuestro software también puede simular los futuros ahorros de energía propuestos si el cliente desea invertir en una máquina VSD de Atlas Copco”. Kotliarski explicó que, para realizar una auditoría energética del aire comprimido, los ingenieros de Atlas Copco conectan simplemente sus registradores de datos al compresor y los dejan allí durante una semana.  

“Posteriormente, recogemos estos registradores, cargamos los datos en un software desarrollado por Atlas Copco y elaboramos un informe detallado sobre el compresor propuesto. La realización de una auditoría del aire comprimido es muy importante, y el software de Atlas Copco es uno de los pocos programas del mercado que puede simular las máquinas VSD del tamaño óptimo y predecir la energía que ahorrará el cliente”. Kotliarski resalta que esto facilita mucho la decisión de compra, ya que Atlas Copco puede demostrar la amortización y el rendimiento del capital propuestos si el cliente invierte en un compresor de Atlas Copco. 

Para obtener más información, póngase en contacto con:

Atlas Copco es un grupo industrial líder en la fabricación de compresores, expansores, sistemas de tratamiento de aire, equipos de construcción y minería, herramientas industriales y sistemas de montaje. Atlas Copco ofrece soluciones para una productividad responsable con productos y servicios innovadores. La compañía se fundó en 1873, tiene su sede en Estocolmo (Suecia) y desarrolla sus actividades en más de 170 países. En 2012, Atlas Copco tenía 39.800 empleados y facturó 90.500 MSEK (10.500 MEUR).

El área de negocio Técnicas en Energía Comprimida de Atlas Copco suministra compresores industriales, compresores de gas y proceso, expansores, equipos de tratamiento de aire y gas, así como sistemas de gestión del aire. Tiene una red de servicio mundial y ofrece servicios de alquiler especializados. El área de negocio Técnicas en Energía Comprimida innova con el fin de ofrecer una productividad responsable en los sectores de fabricación, petróleo, gas y proceso. Las unidades principales de desarrollo de productos y fabricación están ubicadas en Bélgica, Alemania, Estados Unidos, China e India.